Diagnóstico rápido

Uranotest Inmunoestatus Parvo

Detección semicuantitativa de anticuerpos de Parvovirus canino en sangre, suero o plasma. Un nuevo enfoque en el tratamiento, prevención y pronóstico de la parvovirosis canina. Permite determinar el estado inmunitario con una sola gota de sangre y en menos de 1 minuto.

Excelente complemento para el pronóstico y tratamiento de la parvovirosis en animales que han sido diagnosticados como positivos con Uranotest Parvo-Corona.

Presentación disponible: 1 test

Especificaciones
Finalidad: Detección semicuantitativa de anticuerpos frente a parvovirus canino con objeto de determinar el estado inmune en prevención y/o tratamiento de infecciones por CPV
Muestra: Sangre, suero o plasma
Sensibilidad: 98% versus inhibición de la hemaglutinación
Especificidad: 100 % versus inhibición de la hemaglutinación
Tiempo de realización 1 minuto
Tiempo de lectura: 20 minutos
Presentación: Cajas 5 tests envasados individualmente. Reactivos individuales para cada test.
Nº registro: 1649 RD

Características

Técnica en tan solo 2 pasos realizable en menos de 1 minuto.

Alta sensibilidad: detecta títulos de tan solo 1:10 HI.

Permite un nuevo enfoque en la prevención y pronóstico de la parvovirosis:

En protocolos de prevención: Determinación del estado inmunitario en cachorros procedentes de zonas de riesgo en los que no hay certeza de que se haya seguido un adecuado protocolo vacunal. Determinación del momento adecuado de la vacunación para detectar posibles interferencias con anticuerpos maternales. Determinación del estado inmunitario en perros adultos que no se vacunan anualmente (nuevos protocolos vacunales). Detección de posibles fallos vacunales.

En el pronóstico y tratamiento de perros enfermos: Cuando la evolución de la infección por Parvovirus canino es favorable, los títulos de anticuerpos aumentan y los de virus descienden. Conocer el título de anticuerpos permite:

  • Confirmar serológicamente la evolución de la enfermedad.
  • Pronosticar las posibilidades de recuperación y/o supervivencia.
  • Evaluar la necesidad de utilización de plasmas hiperinmunes y/o interferón.

Información para el veterinario

La parvovirosis es una de las enfermedades más controvertidas en la actualidad. La aparición de nuevas cepas víricas y la introducción de perros importados de zonas con una alta prevalencia de la enfermedad y dudosos protocolos sanitarios, hace que cada vez sean más numerosos los casos diagnosticados.

Además, muchos cachorros no son capaces de desarrollar inmunidad frente a ciertas vacunas por causas aún poco conocidas, lo que contribuye a aumentar los casos de animales vacunados y revacunados que padecen la enfermedad. Hasta ahora, la detección del nivel de anticuerpos frente al virus estaban basadas principalmente en técnica de inhibición de la hemaglutinación y seroneutralización que son largas, costosas y requieren laboratorios especializados. Las técnicas disponibles para diagnóstico rápido en la clínica requieren un manejo largo y complicado que las hace poco útiles. URANOTEST Inmunoestatus Parvo incorpora una innovadora técnica que permite conocer el estado inmunitario frente a parvovirus de una forma fiable, económica y extremadamente sencilla, proporcionando al veterinario una nueva herramienta en la prevención, pronóstico y tratamiento de la parvovirosis.

El kit de diagnóstico URANOTEST INMUNOESTATUS PARVO está basado en la técnica inmunocromatográfica y está diseñado para la detección cualitativa de anticuerpos de Parvovirus canino en sangre, suero o plasma de perro.

El test consta de una tira reactiva que contiene un pocillo redondeado donde se añade la muestra y una zona de resultados que contiene la línea T (línea de test) y la línea C (línea de control). Una vez aplicada la muestra en el pocillo redondeado, comienza la migración por capilaridad a lo largo de la membrana. Si el resultado es negativo aparecerá una sola banda de color púrpura en la zona C. La banda de la zona C aparece siempre, ya que se trata de una banda de control que indica que el test se ha realizado correctamente. Si el resultado es positivo, además de la banda C, aparecerá una banda púrpura en la zona de test (línea T). La intensidad de la línea T respecto a la de la línea control, dará una idea aproximada del título de anticuerpos presentes en la muestra.

  1. Test envasado en bolsa de aluminio individual.
  2. Tubos con anticoagulante (EDTA) para la recogida de la muestra.
  3. Tubos con tampón diluyente para la dilución de la muestra.
  4. Tubo capilar para la toma de muestra (5 μl).
  5. Pipetas desechables.
  6. Prospecto con instrucciones de uso.
  1. Solo para uso veterinario. Mantener fuera del alcance de los niños. Uso in vitro.
  2. Para un resultado óptimo, ajustarse estrictamente a las instrucciones de utilización.
  3. Todas las muestras deben ser manipuladas como potencialmente infecciosas. Lavar y desinfectar las manos después de su manipulación. Evitar la formación de aerosoles cuando se dispensa la muestra.
  4. No abrir o sacar el test de su sobre de aluminio individual hasta el momento en que vaya a ser utilizado.
  5. No usar el test si el sobre está roto o dañado.
  6. No reutilizar.
  7. Todos los reactivos deben estar a temperatura ambiente antes de realizar el test.
  8. No utilizar una vez transcurrida la fecha de caducidad impresa en la caja y sobre de aluminio.
  9. La calidad de los componentes del kit ha sido individualmente valorada para cada lote. No mezclar componentes ni reactivos procedentes de diferentes lotes.
DOCUMENTACIÓN PARA EL VETERINARIO
DESCARGAR PDFProspecto e instrucciones de uso DESCARGAR PDFPlantilla-modelo hojas de resultados DESCARGAR PDFArtículo obtención plasmas hiperinmunes DESCARGAR PDFUso Inmunoestatus en el marco recomendaciones WSAVA

* Esta información está disponible solo para profesionales veterinarios. Al hacer clic para la descarga declara que posee la titulación adecuada para acceder al contenido.

Preguntas frecuentes

La detección semicuantitativa de anticuerpos frente a Parvovirus canino en suero, plasma o sangre entera de gato.

Uranotest Inmunoestatus Parvo nos permite un nuevo enfoque en la prevención, pronóstico y tratamiento de esta controvertida enfermedad.

Sí. Esta es una de las múltiples utilidades del test. Pero se ha de tener en cuenta lo que se entiende por fallo vacunal. Muchos cachorros no son capaces de desarrollar inmunidad frente a ciertas vacunas, lo que contribuye a aumentar los casos de animales vacunados y revacunados que padecen la enfermedad. Pero, esta circunstancia rara vez es atribuible a la calidad y eficacia de las vacunas, sino a aspectos fisiológicos aún poco conocidos.

No, Uranotest detecta anticuerpos de cualquier origen, lo que sirve para valorar el nivel de protección frente a parvovirus. A efectos prácticos, lo que interesa es conocer el estado inmunitario independiente del origen que haya causado esta inmunidad.

Sí, teniendo en cuenta que durante las primeras semanas de vida se debería detectar un nivel adecuado de anticuerpos procedentes de la madre (si es que ésta tiene un nivel inmunitario óptimo).

Es muy frecuente que acudan a consulta cachorros procedentes de importaciones y/o de lugares donde no se han seguido los adecuados protocolos sanitarios. La experiencia es que muchos de estos cachorros, que presuntamente vienen vacunados y revacunados, no tienen en realidad el nivel de protección adecuado. Mediante la realización de un test con Uranotest Inmunoestatus Parvo tendremos una valoración exacta del nivel real de inmunidad y podremos tomar la determinación de comenzar de nuevo con todo el protocolo vacunal o confiar en el protocolo sanitario que se ha seguido en origen.

Conocer el estado inmunitario de un perro afectado por parvovirosis es una excelente herramienta para la toma de decisiones. A medida que la infección avanza los anticuerpos aumentan y los antígenos disminuyen. Según el título de anticuerpos que nos encontremos en cada momento podemos valorar la gravedad y la evolución favorable o desfavorable de la infección. Si el título de anticuerpos es alto podemos predecir buenas posibilidades de supervivencia y valorar la necesidad o no de utilizar plasmas hiperinmunes o interferón.

La fiabilidad es equiparable utilizando cualquiera de ellas.

Debe proceder como si fuera destinada a cualquier otro procedimiento laboratorial.

La sangre entera debe conservarla refrigerada entre 2ºC y 7ºC durante no más de 24 horas. Nunca se debe congelar.

Si no va a poderla utilizar antes de 24 horas separe el plasma por centrifugación o el suero por sedimentación y podrá conservarla entre 2ºC y 7ºC, hasta 2 semanas. Para conservarla durante más tiempo, se recomienda congelar.

No, porque puede producirse degradación de los colores de la banda pasados 30 minutos de la realización, lo que desvirtúa el interés del test a efectos de peritaje.

Te aconsejamos que congeles la muestra y vuelvas a realizar el test cuando sea necesario. Si éste es el caso, solo puedes congelar suero o plasma, nunca sangre entera.

No, como con cualquier otro procedimiento diagnóstico, debe esperarse hasta que alcance la temperatura ambiente. Si quieres acelerar este proceso sujeta el tubo entre tus manos durante al menos 5 minutos o bien dejar atemperar la muestra a temperatura ambiente durante 15 minutos. Muchos veterinarios no tienen en cuenta esta circunstancia y el atemperado incorrecto es una de las causas más frecuentes de falsos resultados.

A partir de 30 minutos después de la realización del test se puede producir degradación y difuminación de los colores de la banda. Esto no ocurre en todos los test, pero la recomendación es que siempre se debe repetir el test si no se ha podido realizar la lectura en el tiempo indicado, ya que puede inducir a una interpretación errónea.

Regístrate en nuestro boletín informativo

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, usted acepta el uso de cookies.

Leer más