Diabetes

Uranovet - 27/12/2019

Es una enfermedad provocada por una hiperglucemia. Se distinguen dos tipos:

  • Diabetes Mellitus tipo I o insulino-dependienteEstá provocada por la destrucción de las células ß de los islotes de Langerhans del páncreas. Su etiología puede ser muy diversa (genética, pancreatitis, traumatismos, etc...). Como resultado de esta destrucción celular se produce una falta de secreción de insulina. Los niveles de insulina no aumentan al administrar glucosa. Se considera la más frecuente en el perro y tiene carácter irreversible.
  • Diabetes Mellitus tipo II o insulino no-dependiente: Está provocada por una disminución de la sensibilidad de las células diana ( hígado, sistema músculo-esquelético, etc...) a la insulina secretada por las células ß. Con el tiempo puede evolucionar a un tipo I. Se considera la más frecuente en el gato y tiene carácter reversible.

Existe también una Diabetes yatrogénica o de tipo III: Está provocada por un aumento de la gluconeogénesis, debida a la administración de fármacos como glucocorticoides, progesterona, glucagón o la hormona del crecimiento.

Signos clínicos

Poliuria, polidipsia (no aparecen hasta que existe glucosuria), polifagia y pérdida de peso. En perros es frecuente la ceguera por formación de cataratas y la hepatomegalia por lipidosis hepática. Si la Diabetes progresa, se puede complicar con una cetoacidosis y su sintomatología asociada, como taquipnea, debilidad, deshidratación, vómitos y diarreas. Aunque el animal pierde peso, suele ser obeso. En gatos se puede observar una postura plantígrada al caminar, provocada por una neuropatía diabética.

Interpretación de los análisis

Pruebas Generales

  • Bioquímica sanguínea
    1. Valores de referencia de Glucosa:
      • Perro: 55 - 110 mg/dL
      • Gato: 60 - 170 mg/dL
      Cualquier nivel de glucosa mayor a 130 mg/dL (en perro) se considera una hiperglucemia. Cuando la GLU < 200 mg/dL y hay poliuria y polidipsia probablemente no se trata de Diabetes (Cushing, diestro, tratamientos hiperglucemiantes, intoxicación por etilenglicol).
      Los resultados son compatibles con Diabetes si:
      • Perro: GLU > 200 mg/dL. con sintomatología.
      • Gato: GLU > 280 mg/dL. con sintomatología.
      Las manifestaciones clínicas se inician cuando se excede el umbral renal y aparece glucosuria. En la práctica esto sucede cuando los niveles de glucosa sanguínea superan los 180-200 mg/dL en perros y los 280-300 mg/dL en gatos.
      Es muy importante tener en cuenta los posibles aumentos de glucosa debidos al estrés.
    2. Valores de referencia de GPT:
      • Perro: 10 a 50 UI/L.
      • Gato: 10 a 59 UI/L.
      Se producen aumentos de los valores de GPT.
    3. Valores de referencia de URE y CRE:
      • Perro: URE - 6 a 50 mg/dL;
        CRE- 0.6 a 2 mg/dL.
      • Gato: URE- 14 a 48 mg/dL;
        CRE- 0.8 a 2 mg/dL.
      Se produce un aumento de URE si existe deshidratación, pero no de CRE.
  • Bioquímica urinaria: Glucosuria
    Si el animal presenta cetoacidosis, pueden aparecer cetonuria, proteinuria y leucocituria.
    En una Diabetes, la hiperglucemia debe ir forzosamente asociada a la glucosuria. Si una se presenta sin la otra, es preciso revisar el diagnóstico. Una hiperglucemia sin glucosuria, con frecuencia es debida al estrés del animal por el entorno o por la extracción de la muestra (aumento de la secreción de adrenalina). En gatos, este estrés puede incluso llegar a provocar también glucosuria.
    Si lo que se detecta es una glucosuria sin hiperglucemia, se debería buscar la causa en un problema renal primario.
    Si existen dudas sobre el estado de estrés del animal, el propietario puede recoger la muestra de orina en un ambiente más relajado para el animal y llevarla lo más rápido posible al centro, refrigerada.

Pruebas específicas

  • Fructosamina Es el reflejo de los niveles de glucosa de las últimas 1 a 3 semanas. Si los niveles de glucosa son muy elevados ( > 450 mg/dL) la fructosamina puede aumentar en tan solo 5 a 8 días en perros y 3 a 7 días en gatos. No refleja los aumentos puntuales de glucosa (< 90 min) debidos al estrés. Una vez normalizados los niveles de glucosa, la fructosamina tarda aproximadamente una semana en disminuir.
    1. Valores de referencia:
      • Perro - 260-340 μmol/L
      • Gato - 220-340 μmol/L
    2. Valores > 340 μmol/L
      suelen indicar Diabetes Mellitus.

Bibliografía

  • BONAGURA (1995) KIRK'S Current Veterinary Therapy XII. W.B. Saunders, pg. 404-406.
  • BUSH, B.M. (1991) Interpretation of Laboratory Results for Small Animal Clinicians. Blackwell Scientific Publications, pg 277-285, 394-395, 408-410.
  • CRENSHAW, K.L. (1996) Journal of Veterinary Medicine, Vol 10, nº6, pg 360-364.
  • DRAZNER F.H. (1987) Small Animal Endocrinology. Churchill Livingstone. pg. 171-193.
  • DUNCAN, J.R. (1994) Veterinary Laboratory Medicine. Clinical Pathology.( 3rd. ed.) Iowa Estate University Press Ames, pg 197-198, 265-266. Editor (1998) Veterinary Medicine, November, pg. 966-967.
  • FARRERAS, P. (1992) Medicina Interna (12 ed.) Doyma, pg. 1739.
  • KAWAMOTO,M. (1992) American Journal of Veterinary Research, vol 53, nº 5, pg. 851-855.
  • LORENZ, M.D. (1993) Small Animal Medical Diagnosis (2nd ed.) J.B. Lippincott Company, Philadelphia, pg 554-560.
  • MÉDAILLE, Ch. (1997) Pratique Médicale et Chirurgicale de l'Animal de Compagnie, vol. 32 (4), pg 349-350.
  • MILLER, E. (1995) Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice, vol. 25, nº3, pg. 581-584.
  • NELSON, R.W. (1995) Pilares de Medicina Interna en Animales Pequeños. Mosby Year Book, pg. 525-543.
  • PLIER, M.L. (1998) Veterinary Clinical Pathology, vol 27, nº2, pg. 34-39.
  • SODIKOFF, C.H. (1996) Pruebas diagnósticas y de laboratorio en las enfermedades de pequeños animales. Mosby, pg. 34, 120-121, 160-163, 284-285, 326-333.
  • THORENSEN, S.I. (1998) Veterinary Research Communications, 22 (3), pg. 167-177.
  • THORENSEN, S.I. (1998) The Veterinary Quarterly, vol. 20, nº4, pg. 152-153.
  • THORENSEN, S.I. (1996) Journal of Small Animal Practice, vol. 37, pg. 64-68.

Análisis recomendados

Pruebas Generales

El animal debe permanecer en ayunas al menos 12 horas antes de la extracción. Para el manejo de las muestras consultar el catálogo de Uranolab.

  • Bioquímica: GLU, GPT, CRE, URE.
  • Orina: Bioquímica

Pruebas específicas

  • Fructosamina.

Puedes solicitar los analísis necesarios a Uranolab® a través de nuestra web, solo tienes que registrar tu clínica con nosotros.

Acceder a Uranolab Saber más sobre Uranolab

Regístrate en nuestro boletín informativo

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, usted acepta el uso de cookies.

Leer más