Diagnóstico rápido

Uranotest Parvo-corona

Detección conjunta de antígenos de Parvo y Coronavirus canino en heces. Incluye sellos para pasaporte vacunal.

Detección precoz de virus en heces incluso antes de la aparición de la sintomatología. No detecta antígenos de origen vacunal. Sin reacciones cruzadas con virus de moquillo, hepatitis infecciosa, parainfluenza y parásitos intestinales. Alta sensibilidad: límites de detección de tan solo 3,10x102 TCID50/ml de antígeno de parvovirus y 3,10x102 TCID50/ml de antígeno de coronavirus.

Presentaciones disponibles: 1, 5 y 10 tests.

Especificaciones
Finalidad: Detección simultánea de antígeno de parvovirus (CPV) y coronavirus (CCV) canino
Muestra: Heces
Sensibilidad: Parvovirus 100 % versus hemaglutinación Coronavirus 93,1 % versus RT-PCR
Especificidad: Parvovirus 98,8 % versus hemaglutinación Coronavirus 97,5 % versus RT-PCR
Tiempo de lectura: 5 - 10 minutos
Tiempo de realización: 2 minutos
Presentación: Cajas individuales de 1 test/ cajas de 5 tests
Nº registro: 1646 RD

Información para el veterinario

El kit de diagnóstico Parvo-Corona de URANO VET está basado en la técnica inmunocromatográfica y está diseñado para la detección cualitativa de antígeno de Parvovirus y Coronavirus canino en heces.

El test consta de dos zonas separadas, una para la detección de antígeno de Parvovirus y una para la detección de Coronavirus. Cada zona consta de un pocillo redondeado donde se añade la muestra y una zona de resultados que contiene la línea T (línea de test) y la línea C (línea de control). Una vez aplicada la muestra en el pocillo redondeado, comienza la migración por capilaridad a lo largo de la membrana. Si el resultado es negativo aparecerá una sola banda de color púrpura en la zona C. La banda de la zona C aparece siempre, ya que se trata de una banda de control que indica que el test se ha realizado correctamente. Si el resultado es positivo, además de la banda C, aparecerá una banda púrpura en la zona de test (línea T).

  1. Tests dobles envasados en bolsa de aluminio individual.
  2. Tubos con tampón diluyente para la recogida y dilución de la muestra.
  3. Hisopos para la toma de muestras.
  4. Pipetas desechables.
  5. Prospecto con instrucciones de uso.
  1. Solo para uso veterinario. Solo para uso in-vitro. Mantener fuera del alcance de los niños.
  2. Para un resultado óptimo, ajustarse estrictamente a las instrucciones de utilización.
  3. Todas las muestras deben ser manipuladas como potencialmente infecciosas. Lavar y desinfectar las manos después de su manipulación. Evitar la formación de aerosoles cuando se dispensa la muestra.
  4. No abrir o sacar el test de su sobre de aluminio individual hasta el momento en que vaya a ser utilizado.
  5. No usar el test si el sobre está roto o dañado.
  6. No reutilizar.
  7. Todos los reactivos deben estar a temperatura ambiente antes de realizar el test.
  8. No utilizar una vez transcurrida la fecha de caducidad impresa en la caja y sobre de aluminio.
  9. La calidad de los componentes del kit ha sido individualmente valorada para cada lote. No mezclar componentes ni reactivos procedentes de diferentes lotes.
DOCUMENTACIÓN PARA EL VETERINARIO
DESCARGAR PDFProspecto e instrucciones de uso DESCARGAR PDFPlantilla-modelo hoja de resultados DESCARGAR PDFRelación patogenia parvovirosis DESCARGAR PDFArtículo ARGOS_Mitos y realidades sobre los fallos vacunales frente a Parvovirus

* Esta información está disponible solo para profesionales veterinarios. Al hacer clic para la descarga declara que posee la titulación adecuada para acceder al contenido.

Preguntas frecuentes

La detección simultánea de antígeno de Parvovirus (CPV) y Coronavirus canino (CCV) en heces.

El Coronavirus canino ha demostrado ser un patógeno mucho más frecuente de lo que se pensaba. Muchos cuadros clínicos compatibles con parvovirosis han demostrado ser causados, en realidad, por Coronavirus canino.

Poder realizar un diagnóstico conjunto de Parvovirus y Coronavirus facilita enormemente el pronóstico y la toma de decisiones clínicas. Además, son cada vez más frecuentes las co-infecciones por ambos virus.

Se introduce el hisopo que se suministra en el ano, intentando recoger los restos de heces que siempre se encuentran adheridos a sus paredes. Una pequeña cantidad basta para realizar la determinación.

Uranotest Parvo-Corona tiene una elevada sensibilidad y puede detectar niveles de antígeno muy pequeños, por tanto no es recomendable utilizar una cantidad grande de heces. Al contrario, si utilizamos un volumen excesivo de muestra o ésta tiene partículas demasiado groseras se puede producir una interferencia en el proceso de migración de la muestra. En caso de haber utilizado un excesivo volumen de muestra, mezclar bien, esperar un minuto a que sedimenten las partículas más gruesas y tomar la muestra del sobrenadante.

El volumen adecuado de muestra está descrito en el prospecto del kit.

Las muestras deben ser analizadas en un plazo de pocas horas después de su recogida. Pueden refrigerarse o congelarse, pero el diagnóstico de parvovirosis y coronavirosis pierde todo su interés si no se realiza de inmediato, ya que su valor es a efectos no solo de diagnóstico sino de pronóstico y toma de decisiones en el tratamiento a seguir: necesidad de hospitalización, fluidoterapia etc.

Entre los 5 y 10 minutos puedes realizar la lectura con total fiabilidad.

A partir de los 20 minutos se puede producir degradación y difuminación de los colores de la banda. Esto no ocurre en todos los tests, pero la recomendación es que siempre se debe repetir el test si no se ha podido realizar la lectura en el tiempo indicado, ya que puede inducir a una interpretación errónea.

Uranotest detecta excreción viral muy precozmente, bastante antes de la aparición de gastroenteritis hemorrágica. Si tienes un resultado positivo en un perro que ha tenido contacto con otros enfermos o que empieza con una sintomatología inespecífica, es muy posible que a las pocas horas comience con un cuadro de gastroenteritis hemorrágica.

No. El test detecta la presencia de antígeno en heces y, en el caso de que se produjera excreción de antígeno viral después de la vacunación, no se libera en suficiente cantidad para ser detectado por el test.

Poco frecuente. Pero si el perro acude a consulta en una fase de infección muy tardía, puede haber cesado la excreción viral por heces y por tanto, no se detectan antígenos.

Regístrate en nuestro boletín informativo

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, usted acepta el uso de cookies.

Leer más